#27 Declaración de la Asamblea de Trabajadores del Palais de Glace ante el maltrato/precarización laboral y ahondamiento de la carestía de vida

Buenos Aires, 13 de marzo de 2017

Reunida el 3 de marzo de 2017, la Asamblea de Trabajadores del Palais de Glace consideró una vez más la situación de precarización y maltrato laboral que diariamente padecemos, además de la sostenida y brutal pérdida de nuestros alicaídos ingresos. Las situaciones referidas se profundizan con el correr del tiempo, año tras año.

Precarización laboral

a) Situación de los “monotributistas”

Trabajadores y trabajadoras del Palais de Glace empleados por el Estado por medio de contratos “de locación de obra y servicios”, cobraron los meses de enero y febrero de 2017 con atraso. Esta situación fue precedida por un manoseo implementado por la patronal de Estado del Ministerio de Cultura de la Nación: a comienzos de enero se ordenó que cada trabajador, para poder dar de “alta” su contrato de locación de obra/servivios, debía completar/”subir” por sus propios medios una serie de requisitos en/a una plataforma digital; pero la innovación electrónica resultó ser ineficaz y a fines de enero todo volvió al punto cero, es decir, los trabajadores no cobrarían enero por impericia/desidia patronal; ya a principios de febrero los trabajadores presentaron sus facturas de “monotributistas”… ¡pero la patronal las perdió! (recordamos, de paso, que esta modalidad de contratación es completamente ilegal: no hay una relación de trabajo “eventual” o “por tiempo determinado” sino permanente, pues los trabajadores hace varios años que trabajan para el Estado nacional, es decir, el Ministerio de Cultura los negrea); pasó también el mes de febrero y los trabajadores seguían sin cobrar, no sólo por las desprolijidades mencionadas sino porque… ¡faltaba la firma de autorización del secretario de Patrimonio del Ministerio de Cultura de la Nación, Marcelo Panozzo! Finalmente, el 10 de marzo, estos trabajadores cobraron los dos meses adeudados.

Este maltrato a los trabajadores contratados como “monotributistas” no es nuevo ni es una práctica exclusiva de este gobierno: en 2014, durante el cristino-kirchnerismo, un trabajador del Palais de Glace estuvo cinco meses sin cobrar; en 2016, durante la gestión macrista, una trabajadora estuvo seis meses sin cobrar. Concluimos que esta situación irregular de precarización laboral es una política de Estado que se mantiene desde la década de 1990 más allá del signo ideológico del gobierno de turno. En consecuencia, para terminar con esta situación irregular de trabajo, estos trabajadores deben ser empleados de manera estable como dicta la Constitución Nacional en su artículo 14 bis, es decir, deben pasar inmediatamente a planta permanente.

b) Situación de trabajadores asalariados que no están en planta permanente

Trabajadores y trabajadoras que al igual que los empleados como “monotributistas” realizan tareas permanentes pero cobran un salario (bajo los términos de la “resolución 48/2002”), padecen una situación que añade irregularidad a la regular irregularidad de sus contrataciones (sus contratos, como los de “locación de obra/servicios”, también se renuevan anualmente): se les adeuda la retribución por el pase de grado, que siempre fue automático pasados los tres años. A estos trabajadores se les debe el pago correspondiente al nuevo grado de todo el año 2016 (y en algún caso más tiempo).

Otros trabajadores -también alcanzados por esta modalidad de contratación y que renuevan sus contratos anualmente desde hace más de diez años- en 2017 iban a concursar para cubrir vacantes de la planta permanente. El llamado a concurso está paralizado y no hay información inequívoca sobre si este año se abrirán los concursos o no.

Al igual que los trabajadores monotributistas, todos estos asalariados (tanto los que hace más de diez años anualmente renuevan sus contratos como los que trabajan para el Estado desde hace menos tiempo) deben pasar inmediatamente a planta permanente para terminar con la zozobra que diariamente padecen.

c) No cobertura de puestos laborales

En el transcurso del año pasado, algunos trabajadores del Palais -todos ellos empleados bajo los términos de la “resolución 48”- renunciaron. Sin embargo, hasta el momento, esas vacantes no fueron ocupadas por nuevos trabajadores. Están vacantes puestos clave para el normal funcionamiento de las actividades que brinda el Palais de Glace -en áreas como producción, educación y diseño web-, lo que resiente la calidad de trabajo (al sobrecargar de tareas a otros trabajadores) y de servicio brindada al público visitante (menos visitas escolares, deactualización de la información alojada en la web, etc.).

Más del 80% de los trabajadores del Palais de Glace están precarizados. Como hemos expresado en diversas oportunidades, la pérdida de puestos laborales y la precarización laboral significa, para todos, menos acceso a la Cultura. Por eso exigimos al Ministerio de Cultura de la Nación que los puestos vacantes en el Palais de Glace sean ocupados por nuevos empleados y que todos los trabajadores precarizados pasen a planta permanente.

Profundización de la carestía de vida

El año pasado, la inflación superó el 40% (41% en la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a la Dirección de Estadística y Censos metropolitana). En lo que va del año, el INDEC registró una inflación de 3,8% (2,5 en febrero y 1,3 en enero). Según cálculos optimistas de varios institutos estadísticos, la inflación de 2017 rondará el 25%, lejos del 17% previsto en el presupuesto aprobado por el Congreso de la Nación.

Sin embargo, el año pasado ya sufrimos una pérdida del poder adquisitivo, que en el caso de los estatales se suma a la depreciación salarial acumulada durante años, sobre todo desde 2007. Por eso esta Asamblea de Trabajadores reclama un salario mínimo, vital y móvil de $26.600 no sólo para los trabajadores del Palais de Glace y del Ministerio de Cultura de la Nación sino para todos -tanto empleados estatales como privados- y en todo el país. Para alcanzar esta cifra nos basamos en el número estimado por la Junta Interna de ATE en el INDEC -quienes calcularon en $21.286 el valor de la canasta familiar a diciembre de 2016- con el añadido de $5.321 a diciembre de 2017 -cifra que se alcanzaría si la inflación de este año llegase al 25% al 31 de diciembre de 2017-.i

Rol de los sindicatos

El Estado pretende que las actualizaciones salariales cierren entre el 17% y el 20%. Para ello cuenta con la ayuda solidaria de numerosos sindicatos, entre ellos UPCN. El diario La Nación, luego de recordar que el gobierno de la provincia de Buenos Aires acordó con sindicatos estatales -entre ellos UPCN- un “aumento anual de 18%” pagable en cuatro cuotas, recoge la opinión de Andrés Rodríguez, secretario general de UPCN: “tal vez no nos molesta una paritaria similar”.ii No sería extraño que UPCN convenga una vez más otro “aumento” como el del año pasado, que en los hechos resultó ser una reducción salarial: 31% (en tres cuotas), es decir, diez puntos por debajo de la inflación anual de 2016.

Por otra parte, el otro sindicato con personería gremial a nivel nacional, ATE, en los hechos también avala los salarios a la baja: ante la opinión pública el año pasado reclamaba “45% de aumento” y terminó firmando “en disconformidad” la reducción salarial festejada por UCPN.

Nuestra propuesta

Para terminar con la precarización laboral y lograr una actualización salarial los trabajadores estatales debemos decidir en cada lugar de trabajo por medio de asambleas soberanas los pasos a seguir. De esas asambleas deben surgir mandatos imperativos para así decidir un plan de lucha entre todos los trabajadores y trabajadoras. No sirven de nada los paros aislados, al contrario, terminan siendo funcionales a la patronal estatal. Lo que serviría es decidir un plan de lucha debatido democráticamente por el conjunto de los trabajadores estatales, sean éstos afiliados o no a UPCN y a ATE.

Los trabajadores y trabajadoras del Palais de Glace, reunidos en Asamblea, decimos que dicho plan de lucha debe contemplar estas dos demandas principales:

¡Pase a planta permanente de todos los trabajadores precarizados!

¡Salario mínimo, vital y móvil de $26.600!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s